Saltar ao contido

La gramática del silencio

25/08/2011

Algunas noticias deberían contarse con silencios, no con palabras. El silencio, el vacío, la página en blanco tendrían que ser los más elocuentes comentarios para ciertas cosas que pasan. Pero como los medios de comunicación, al contrario que la literatura, el cine o la escultura, no han sabido introducir el silencio, el vacío o el blanco en su gramática, aquellas noticias que piden a gritos silencio se siguen escribiendo con palabras. Con demasiadas palabras.

Las cosas son así, lo sé, pero sólo hasta que alguien decide cambiarlas y quizá podríamos ponernos ya a trabajar en esa nueva gramática. Podríamos empezar, por ejemplo, por idear nuevas páginas de periódico donde, además del hueco para el titular, para la foto o para la publicidad, hubiese también un espacio, variable según la entidad del suceso, reservado para no poner nada. De ese modo, podríamos publicar una gran portada de silencio cuando se produzca un suceso sobrecogedor, insólito, dramático hasta lo inhumano. Ya imagino el titular, escueto, con la información exacta de lo que ha ocurrido, y quizá un subtítulo para completar alguna de las claves clásicas de la noticia; y, justo debajo, un rectángulo en blanco que dé la medida de nuestro estupor. Así podríamos contar que un abuelo, por ejemplo, ha matado a golpes a sus dos nietas de seis y siete años, y no usaríamos más que veinte o treinta palabras y diez centímetros cuadrados de papel en blanco. Y al día siguiente, cuando no tuviésemos más que diez o quince palabras nuevas que contar, o ninguna, y nuestro estupor siguiese siendo enorme, publicaríamos una plana completa, o dos, y el interés informativo estaría plasmado de nuevo en un papel en blanco coronado por una sola frase. Y así hasta que la noticia se agotase con el paso de los días.

Sería raro, sobre todo al principio, ver esas páginas de fragmentos inmaculados. Sería raro, lo sé. Pero quizá a partir de entonces medios, periodistas y lectores no querríamos usar en algunos casos más gramática que la del silencio.

Advertisements
2 Comentarios leave one →
  1. 28/12/2011 6:17 pm

    Aquí en Perú, el periodista Aldo Mariátegui renegó de ciertos resultados electorales, durante la última campaña presidencial, dejando en negro su portada y, en el sitio correspondiente a su columna, un cuadrilátero en blanco.

    • 28/12/2011 6:41 pm

      Pablo, en ocasiones es el único recurso que nos queda, el silencio, y resulta más elocuente que cualquier palabra.
      Un saludo,

      María B.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Google photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: